VER TODAS LAS PUBLICACIONES
Compartir Artílculo:

¿Impuestos en 2021? - 1402 Visitas

Con el asunto de que está pendiente la discusión sobre la modificación a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), se acerca en septiembre la presentación del Paquete Económico 2021 y nuevamente empieza la especulación sobre la carga tributaria para el siguiente año.

Adicionalmente a lo anterior, continúan sumándose varias iniciativas en la Comisión Permanente que vendrían a realizar cambios en el entorno económico por las novedades legislativas, pero habrá que esperar si en septiembre se discuten tales y algunas en beneficio fiscal de la población. Un ejemplo es la iniciativa para que estén totalmente exento de impuestos a los pagos de pensiones y jubilaciones que están topados al día de hoy en 15 UMAS para ISR el cual beneficiaría a un gran sector de personas que al exceder de este tope (por lo general es que se les “junta” dos o más pensiones) terminan pagando un ISR “adicional” que en mi opinión; dado que durante su vida laboral ya contribuyeron al erario, tales pagos ya no deberían de generar otro pago de impuestos. Pero veremos como se desarrolla el proceso legislativo que contiene varias iniciativas como la que acabamos de mencionar.

Esto, además del tema de la reforma al sistema de pensiones del cual (hoy en día) no existe la iniciativa presentada al Congreso; solo existe una presentación en powerpoint. De ahí es necesario su presentación formal para conocer su contenido y sus alcances, pero ya varios han ido opinando sobre algo que no esta plasmado de manera oficial. La versión estenográfica de la conferencia es lo único “oficial” que tenemos: https://www.gob.mx/presidencia/es/articulos/version-estenografica-conferencia-de-prensa-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-del-22-de-julio-del-2020?idiom=es Pero sobre ese tema, daremos los comentarios en la siguiente entrega dada que su implementación será hasta 2023.

Al parecer es que seguirán con la fórmula del 2020: seguir recaudando sin nuevos impuestos, eficientar el gasto (o recortar) y el asunto de no endeudarse. Lo que podría estar en la mesa de acuerdos antes de la presentación de la iniciativa de reformas a las pensiones es el hacer deducible el 100% de las nóminas, algo que la iniciativa privada ha solicitado en diversas ocasiones y al parecer es el momento: quid pro quo.

Por mientras hay 3 escenarios: el primero que no habrá nuevos impuestos, pero seguirá implementándose cambios tributarios al marco actual para seguir incrementando la recaudación, la segunda es que se necesitaría una reforma fiscal con una nueva carga y teoría económica y la tercera serían nuevos impuestos debido al efecto del COVID. Debemos de recordar que se tiene planeado una reforma a mitad del sexenio y que, de no llegar a la recaudación en 2020, se tendría en 2022. Lo anterior conforme a los Criterios Generales de Política Económica 2019: “En la segunda mitad de la administración, se propondrá una reforma fiscal con ejes rectores como la progresividad y la simplicidad del marco tributario, así como minimizar las distorsiones en precios relativos.” Todo es posible.

Tal lo es, que ya el Senado de la República comunico que la Ley de Ingresos del 2021 irá a “Parlamento Abierto” que en palabras del Presidente de la Comisión de Hacienda dice “se trata de un ejercicio inédito” en el que participarán los sectores productivos del país: http://comunicacion.senado.gob.mx/index.php/informacion/boletines/48658-a-parlamento-abierto-la-ley-de-ingresos-2021.html Así como podría salir humo blanco con el tema de la LFPRH.

La autoridad fiscal a pesar del efecto COVID en la economía ha mantenido el nivel de recaudación ¿Cuáles son los tres escenarios? Van de manera breve:

El primero de ellos es que no habría nuevos impuestos (le llamaremos “Miscelánea Fiscal”) pero seguirá adecuándose el marco tributario: seguir ampliando el tema de la materialidad y operaciones inexistentes, fortaleciendo el combate a las factureras (EFOS), combatiendo a la elusión fiscal (razón de negocios y esquemas reportables), ampliando sus facultades fiscales (convenios y cartas invitación), entre otras; y que de los cuales, algunas ya están las iniciativas con su discusión (y prácticamente pasarán) en la Comisión de Hacienda. Además, la regulación continua al tema de las plataformas digitales que estamos en espera de los primeros resultados de su recaudación y que vienen más cambios, los cuales ya en reglas misceláneas siguen ajustando.

La segunda es con la nueva corriente económica: de impuestos progresivos (Reforma “tax the rich”) y combate a la desigualdad social (Thomas Piketty y Joseph Stiglitz) para tener una justicia fiscal-social y no medir el crecimiento económico con base al PIB. En lo personal, no creo que de tiempo de llevar a cabo tal, pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado implementar impuestos progresivos para combatir la desigualdad; la carga fiscal a los ricos. Que la tasa impositiva aumenta acorde a los ingresos, o sea: conforme crece la capacidad económica aumenta el impuesto.

Por último, la tercera que llamaremos “Reforma COVID” sería de entrada incrementar el gravamen a los refrescos y comida chatarra, introducir el impuesto a las herencias (que ya en otros periodos se ha planeado), el impuesto al patrimonio (se acuerdan del INEGI de entrar a las casas, aunque no es de tal manera la intención) – este último que dicho sea paso, en la Ley de Ingresos de la Federación 2020 aparece pero no trae cantidad alguna – combate a planeaciones fiscales agresivas, entre otros.

¿Podría ser una combinación? Estaremos atentos como se va desarrollando estos cambios que se vienen.

Ver Trayectoria Profesional

Compartir Artílculo:
  • 1402 Visitas
  • VER TODAS LAS PUBLICACIONES

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *