VER TODAS LAS PUBLICACIONES
Compartir Artílculo:

Análisis de las Reformas al CFF 2020 – Cuarta Parte - 984 Visitas

CONCLUSIÓN DEL ARTÍCULO 5-A DEL CFF.

Para concluir finalmente con los comentarios respecto al artículo 5-A, del Código Fiscal de la Federación, veremos a continuación lo relativo a sus dos últimos párrafos que dicen:

“Adicionalmente, se presume, salvo prueba en contrario, que una serie de actos jurídicos carece de razón de negocios, cuando el beneficio económico perseguido pudiera alcanzarse a través de la realización de un menor número de actos jurídicos y el efecto fiscal de estos hubiera sido más gravoso.

“Se consideran beneficios fiscales cualquier reducción, eliminación o diferimiento temporal de una contribución. Esto incluye los alcanzados a través de deducciones, exenciones, no sujeciones, no reconocimiento de una ganancia o ingreso acumulable, ajustes o ausencia de ajustes de la base imponible de la contribución, el acreditamiento de contribuciones, la recaracterización de un pago o actividad, un cambio de régimen fiscal, entre otros.”

De cuya lectura se advierte que tenemos una nueva presunción, que por cierto admite prueba en contrario, sobre la falta de “Razón de Negocios”, así como una pretendida definición de “beneficios fiscales”.

Conforme al primero de los párrafos antes transcrito se tiene que, cuando el Beneficio Económico Perseguido (ver “BEP” en la primera parte de estas publicaciones) a través de una SERIE de actos jurídicos, pueda alcanzarse a través de un menor número de actos jurídicos, pero el efecto fiscal de éstos hubiera sido más gravoso, entonces se PRESUMIRÁ que esa serie de actos jurídicos carecen de “Razón de Negocios”.

O dicho en otras palabras, si el número de actos jurídicos se incrementa, y el realizarse más actos trae como consecuencia únicamente una disminución impositiva, sin que el “BEP” sufra menoscabo alguno, entonces la autoridad fiscal presumirá que dichos actos jurídicos carecen de razón de negocios.

Por otra parte, si recordamos que en los dos primeros párrafos del artículo 5-A en análisis (los cuales vimos en la primera y segunda parte de estas publicaciones), se habla del término “Beneficios Fiscales”, es quizás por ello que en el último párrafo de éste artículo, se pretende dar una definición del mismo.

Inicialmente se dice que se considerará como “beneficio fiscal” cualquier reducción, eliminación o diferimiento temporal de una contribución, lo que podríamos entender como que, todo aquello que provoque que se haga un menor pago de impuestos, se considerará un beneficio fiscal; sin que a pesar de lo circunstancialmente abierto que ello suena, represente un problema real.

Sin embargo, el verdadero problema se presenta en el pretendido acotamiento de dicha figura, que inmediatamente después de lo anterior se hace; y que dice que el BENEFICIO FISCAL TAMBIÉN INCLUYE los alcanzados a través de deducciones, exenciones, no sujeciones, no reconocimiento de una ganancia o ingreso acumulable, ajustes o ausencia de ajustes de la base imponible de la contribución, el acreditamiento de contribuciones, la recaracterización de un pago o actividad, un cambio de régimen fiscal, ENTRE OTROS…

¿Cómo conciliar dichos términos? ¿existe algo en común en todos ellos? ¿cómo equiparar deducción, exención y ganancia? Al parecer se trata de un “agujero negro” donde TODO CABE.

Ver Trayectoria Profesional

Compartir Artílculo:
  • 984 Visitas
  • VER TODAS LAS PUBLICACIONES

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *