VER TODAS LAS PUBLICACIONES
Compartir Artílculo:

ISR a Favor – Preguntas Frecuentes - 1075 Visitas

Antecedentes –
De conformidad con la NIF D-4 Impuestos a la utilidad, el ISR causado debe registrarse como un gasto en resultados, en una cuenta específica para este gasto que se presentará en el estado de resultados después de la utilidad antes de impuestos a la utilidad.

Es decir, cada mes el ISR pagado se debe registrar en resultados en el mes al que le corresponda, no en el mes en que se presenta la declaración, lo cual es contrario a lo que establece la tradición invadida por el pensamiento fiscal que indica que como lo establece el Art. 14 de la LISR es un pago a cuenta de la anual, debe registrarse como un activo, incluso el anexo 24 de la RMF así establece el código agrupador correspondiente, lo cual es una visión literal de la situación, ya que la sustancia económica del pago provisional del ISR es de gasto derivado de las transacciones realizadas por la entidad durante un periodo contable.

Al respecto, recibí las siguientes preguntas que me permito compartir.

Pregunta –
En caso de resultar impuesto a favor del ejercicio, ¿Cómo se realiza el asiento contable y en qué periodo se hace?

El asiento del gasto de ISR mensual es de la siguiente manera:

-Cargo gastos ISR
-Abono impuestos por pagar ISR

Si al cierre del ejercicio determine ISR a Favor del ejercicio, ¿Cómo sería el registro contable? y ¿se registra en diciembre o se registra en el mes que se determinó el ISR y se envió la declaración anual?

El registro contable sería:

– Cargo ISR a favor cuenta de activo
– Abono cuenta de resultados ISR

Respuesta –
Técnica y financieramente deberíamos estar determinando al cierre de cada mes el ISR causado con base en la mecánica del Art. 9 de la LISR, y registrarlo en gastos, lo cual permite una buena información para proyecciones financieras y fiscales. Si al determinar el ISR de esta forma, los pagos provisionales exceden al ISR causado, el excedente debiera ser registrado como saldo a favor en los impuestos por recuperar, que forman parte de las cuentas por cobrar, no se requiere de presentar declaración que así lo manifieste.

Sin embargo, hay paradigmas difíciles de romper que no permiten el adecuado registro del ISR, como lo es que se considera que la mecánica de cálculo del Art. 9 de la LISR es para la declaración anual y no se puede aplicar de manera mensual porque existe el Art. 14 de la LISR que así lo establece. Este pensamiento sesgado sólo a lo fiscal deja de lado la necesidad de información financiera, ya que estamos hablando de un registro contable más no del cumplimiento de las obligaciones fiscales de las Entidades.

Otro paradigma difícil de erradicar es que el ISR de pagos provisionales es, como lo indica el Art. 14 de la LISR, es un “pago a cuenta de la anual”, y en una interpretación literal, se le da la connotación de pago anticipado, cuando un pago anticipado conforme a la NIF C-5 establece que es un pago realizado por el cual se recibirá a futuro un bien, un servicio o un beneficio, y el ISR no cumple con estas características.

Considerando que este pensamiento está tan arraigado, vamos a plantear el plan B, que es cuando calculen el ISR anual hasta el siguiente ejercicio, y en caso de existir saldo a favor, éste deberá ser registrado cargando a impuestos por recuperar y acreditando la cuenta de ISR en resultados, claro, si cumplen con la aplicación de la norma y el sentido real que tiene el ISR que es un gasto para las empresas, y no un activo.

Como parte del postulado básico de asociación de costos y gastos con ingresos se encuentra el periodo contable, el cual establece que los registros contables, en este caso el ISR a favor, deben registrarse en el periodo al que le corresponde, con independencia del momento en el cual se calcula, es decir, se debe registrar en el peor de los casos en la balanza de diciembre, y no en marzo del siguiente año cuando se presente la declaración anual.

Entiendo que lo fiscal es importante para todos, pero en materia Contable, debes analizar la sustancia económica de lo que implica el ISR, al final se le deberá dar al fisco federal parte de la riqueza generada y eso estimados lectores para el empresario es un gasto, nunca un activo.

Recuerda, bajo un análisis financiero, el ISR de pagos provisionales es un gato, no un activo, a pesar de que la tradición así lo imponga y muchos colegas y expertos fiscales así lo repliquen, el ISR causado es un gasto, y sólo el excedente del ISR pagado se considera como saldo a favor en los registros contables.

Ver Trayectoria Profesional

Compartir Artílculo:
  • 1075 Visitas
  • VER TODAS LAS PUBLICACIONES

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *