VER TODAS LAS PUBLICACIONES
Compartir Artílculo:

¿Es Importante la Vida Útil de un Activo? - 950 Visitas

La determinación de la depreciación de los activos fijos (Propiedades, planta y equipo) es un tema crítico que pudiera tener una repercusión importante en la toma de decisiones de los negocios.

La mal llamada «depreciación fiscal», concepto inexistente dado que la deducción del activo fijo es, de conformidad con la LISR, deducción de inversiones,

ha venido a generar problemas añejos en la determinación de la depreciación de los activos fijos, invadiendo la ley terrenos de registro contable que debieran ser estrictamente aspectos de negocio para elaborar la Contabilidad, ya que en muchas ocasiones se aplican tasas fiscales para determinar la depreciación.

Debes considerar el concepto de depreciación que establece las NIF C-6: «es la distribución sistemática y razonable en resultados del monto depreciable de un componente a lo largo de su vida útil«. De esta definición, la determinación de la depreciación consiste en dividir el monto depreciable entre los años de vida útil del bien a depreciar.

Lo anterior conlleva que el valor a depreciar NO es el MOI como la costumbre lo ha establecido, considerando que ese es un aspecto fiscal de conformidad con el Art. 32 de la LISR: “El monto original de la inversión comprende, además del precio del bien, los impuestos efectivamente pagados con motivo de la adquisición o importación del mismo a excepción del impuesto al valor agregado, así como las erogaciones por concepto de derechos, cuotas compensatorias, fletes, transportes, acarreos, seguros contra riesgos en la transportación, manejo, comisiones sobre compras y honorarios a agentes aduanales. Tratándose de las inversiones en automóviles el monto original de la inversión también incluye el monto de las inversiones en equipo de blindaje.”

También debemos considerar que la base para depreciar tampoco es el costo de adquisición (que puede incluir más conceptos que sólo el valor factura del bien) y que es el valor a registrar en Contabilidad.

El Monto a depreciar se determina disminuyendo del costo de adquisición (el valor que registrarás en contabilidad) el valor residual o de rescate, que es el equivalente al precio de venta del bien cuando deje de ser útil para la entidad (cuando sea sustituido).

Hay que distinguir entre vida útil y vida económica del bien. La vida económica del bien es el periodo de tiempo en que un bien puede ser utilizado y hasta que ya no puede más seguir auxiliando en la generación de ingresos.

En cambio, la vida útil generalmente será más corta que la vida económica, ya que es el tiempo en el cual se estima que el bien ayudará a la empresa a generar beneficios económicos futuros (ingresos o reducción de costos y gastos a futuro), como lo determina el párrafo 30.1 de la NIF C-6:

vida útil – es:

i) el periodo durante el cual se espera que un activo esté disponible para su uso y pueda generar
ingresos para la entidad; o

ii) el periodo en el que se espera obtener del activo por su funcionamiento cierto número de
unidades de producción o similares para la entidad.”

Esta vida útil se debe estimar por cada activo en lo particular, NO por grupos de activos, ya que, por ejemplo, la camioneta en que se distribuyen los productos tiene mayor desgaste y menos vida útil que el auto del Director General, ambos clasificados como equipo de transporte.

La mejor estimación se debe hacer considerando entre otros factores la obsolescencia por tecnología, el uso continuo, el tipo de uso (no es lo mismo usar maquinaria en un turno que en tres), y la mejor estimación que se puede hacer es el personal que le da mantenimiento, hablando de maquinaria, o un perito valuador, hablando de edificios.

Si la vida útil estimada de un activo fijo es menor a un año, no deberá considerarse ese bien como parte del activo fijo, de conformidad con lo establecido en el párrafo 30.1 de la NIF C-6 en donde se define el concepto de Propiedades, planta y equipo:

“son los activos tangibles (bienes físicos) que:

…ii) se espera usar generalmente durante más de un año o de un ciclo normal de operaciones;…”

Recuerda: La depreciación es un elemento clave para la generación de información financiera para toma de decisiones, es por eso que es importante su determinación buscando una distribución adecuada en el tiempo en el cual ayudará a la generación de ingresos.

¿Deseas aprender más sobre Activo Fijo?
Visita: http://sinergiainteligente.com/videocapsulas-nif/

Ver Trayectoria Profesional

Compartir Artílculo:
  • 950 Visitas
  • VER TODAS LAS PUBLICACIONES

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *